La historia de un hombre que habita en la comuna de La Cruz (V Región) tiene conmovidos a los usuarios de redes sociales.

Y es que como según relata Andrea Fernández en su Facebook personal, ella se encontraba por la zona cuando vio a un hombre que ofrecía sus pasteles en un local para que ellos pudieran revenderlos ahí.

Le llamó la atención que la dueña del local no lo tomó en cuenta y le pasó mil pesos diciéndole que se fuera, viendo como este hombre tomaba su bolso desanimado y se retiraba del lugar.

Andrea se acercó a él, al verlo salir triste, y se dio cuenta que tenía problemas para expresarse. Ahí le contó que se llama Luis navarro y sus pasteles los vendía para financiar el Cáncer al esófago que le afecta, razón por la que no puede hablar bien. También, que su madre los elabora en La Ligua para que él logre reunir dinero para poder operarse de su enfermedad y costear todos los gastos asociados.

El llamado de esta usuaria fue a ayudarlo si lo veían por el lugar, pues según afirmó en la publicación “Nunca se está ajeno a esto, y no tener los medios para una operación este sistema te mata, así de simple, sin embargo él lucha contra eso. ¡Además los pastelitos están deliciosos!”.

La publicación ya ha sido compartida más de 27.300 veces y en ella, Andrea relata que Luis no tiene celular, por lo que si alguien pudiera ayudar consiguiendo su cuenta rut para ayudarlo sería ideal.

Para quienes desean ayudar, Luis Navarro vive en Ocoa, y vende puerta a puerta sus pasteles en la comuna de La Cruz, ubicada en la provincia de Quillota (Valparaíso). Originalmente es de La Ligua, y se queda en la casa de un tío que lo hospeda. Tiene que juntar 5 millones para pagar los costos de su operación.

PB/MC