Con incidentes en las tribunas este miércoles la Cámara de Diputados revisó en tercer trámite legislativo, la Reforma Laboral cuerpo legal que deberá ser revisado por una comisión mixta luego que no fuera aprobado en su totalidad por la sala.

Durante el debate, que se vio interrumpido en varias oportunidades y finalmente derivó en el desalojo del público presente en el lugar, se acogió el concepto de "adecuaciones necesarias" -uno de los más polémicos durante la discusión- por 68 votos a favor, 36 en contra y seis abstenciones.

En contraste, se rechazaron los articulados referidos a la "negociación semiarreglada" por 62 votos en contra versus 47 a favor y el denominado "derecho de información" (sobre eliminar la entrega de la plantilla con el detalle de las remuneraciones durante la negociación al sindicato) por 68 votos en contra y 41 a favor.

Otro de los aspectos que concentró parte del debate fue la llamada "negociación interempresa", propuesta que fue rechazada con 70 votos en contra y 39 a favor.

El texto mantenía el derecho a negociación de estos sindicatos y establecía requisitos para su conformación. A su vez, fijaba la obligación del empleador de negociar con este tipo de organización, fijando condiciones de acuerdo al tamaño de la empresa.

Los diputados que formarán parte de la comisión son Patricio Melero (UDI), Patricio Vallespín (DC), Nicolás Monckeberg (RN), Osvaldo Andrade (PS) y Lautaro Carmona (PC).

Tras la votación, el parlamentario Patricio Melero aseguró que "los temas fundamentales no van a Comisión Mixta", no descartando recurrir al Tribunal Constitucional. En contraste, Lautaro Carmona indicó: "Esto constituye un gran paso adelante, es una conquista de los trabajadores".

PUB/VJ