Este miércoles fueron reformalizados por la Fiscalía Oriente, en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, los ex controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, esta vez imputados en la indagatoria de presunto financiamiento ilegal de la política.

El trámite fue rápido, y esta vez el Ministerio Público le comunicó cargos por delitos tributarios a los ejecutivos, específicamente por la supuesta evasión de impuestos en la compra de 20 automóviles de lujo, que adquirieron a nombre de la empresa para su uso personal.

Si bien los vehículos fueron adquiridos por la sociedad Inversiones Pacífico, entre 2005 y 2013, tenían como fin el uso personal de los ex ejecutivos y sus familiares, según se establece en el libelo.

Los fiscales titulares de la investigación -Pablo Norambuena y Carlos Gajardo- basaron su alegato en la querella del Servicio de Impuestos Internos (SII) para imputar los nuevos cargos a los empresarios.

También en la oportunidad se formalizó a Ignacio Ternicier, uno de los boleteros relacionados a la senadora UDI Ena von Baer.

Dentro de la investigación por la responsabilidad jurídica de Penta por el delito de soborno, se imputó a Ternicier por haber emitido boletas ideológicamente falsas a pedido de Jovino Novoa, dinero que habría ido a parar al financiamiento de la actividad política de la senadora.

Según lo establecido en la audiencia por los fiscales Norambuena y Gajardo, sería cinco millones 555 mil pesos los que fueron destinados a Ena von Baer, lo que estaría probado porque detrás de las boletas y los documentos emitidos estaban las iniciales de la parlamentaria.

PUB/CM