Cerca de 4 mil controles a buses interurbanos y rurales son los que contempla realizar el Ministerio de Transportes y de Telecomunicaciones, a lo largo del país durante Semana Santa, con el fin de garantizar las condiciones técnicas y de seguridad, ante el incremento habitual durante esta festividad religiosa. 

El plan comenzó a implementarse a partir de este lunes y se extenderá hasta el próximo domingo, período en el que se redoblará la fiscalización técnica y de seguridad de los vehículos, y de la documentación de conductores. 

Según se informó desde el Ministerio de Transportes, los controles estarán focalizados en verificar que el correcto funcionamiento de los dispositivos de velocidad y paneles electrónicos que registran las horas y la velocidad de conducción en los buses, además de la fiscalización del uso del cinturón de seguridad de los pasajeros. 

PUB/NL