El vertedero Santa Marta que este 19 de enero registró un incendio de basura que terminó emanando una nube de humo y mal olor que se apoderó de los cielos de Santiago habría presentado fallas al menos una semana antes que se se produjera tal siniestro. 

Según la Superintendencia del Medio Ambiente, el relleno sanitario ubicado en Talagante tenía grietas e instalaciones en mal estado. Estos datos fueron entregados durante la jornada de este martes a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, que entrevistó al director de ese ente para saber qué ocurrió el día del incendio.

Cristián Franz, superintendente del ramo, aseguró que hubo una fiscalización el 11 de enero, al menos ocho días antes que la nube de humo se apoderara de Santiago. Según informa La Tercera, allí se habría identificado condiciones de operación que no eran las óptimas, tales como “grietas y asentamientos irregulares en masa de residuos” además de “líneas de biogás torcidas”. 

De hecho, el reporte indica que una semana después se habrían depositado 200 mil toneladas de deshechos que superaron un muro de contención y que, tras ello, se habría producido el incendio. 

Y si bien el siniestro ya fue controlado, el problema que preocupa a las autoridades es que “aún hay inestabilidad por grietas”. Estas se extienden por 5,2 hectáreas del lugar y que esto requiere de una pronta normalización. 

El presidente de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro, no descartó que se forme una comisión investigadora para obtener más antecedentes al respecto. 

Plan para recoger la basura

Debido a que el relleno sanitario requiere una normalización, todavía no está operativa y esto ha afectado a 19 comunas de Santiago, que han tenido que enviar sus residuos a otros vertederos.

El intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, aseguró que “los horarios de trabajo de los recolectores se han ido extendiendo” a causa de esto. 

Sin embargo, el presidente de los Trabajadores Recolectores de Chile, Armando Soto, aseguró lo contrario e indicó que “desde el viernes, vamos a rebajar el horario laboral a siete horas, con lo que quedará mucha basura en la cale”. 

Por lo pronto, las comunas que más problemas han presentado son Pedro Aguirre Cerda y Maipú, aunque no se descarta que otras comiencen a presentar problemas en la recolección de sus deshechos. 

PUB/JLM