El Ministerio de Salud confirmó el pasado lunes el hallazgo de un mosquito que transmite el virus del Zika en Chile continental, también identificado con la transmisión del Dengue y el Chikungunya.

De acuerdo a los primeros antecedentes el mosquito Aedes aegypti fue encontrado en la ciudad de Arica. Al respecto, la ministra de Salud Carmen Castillo señaló que el mosquito "podría haber llegado transportado en algún vehículo que maneje el frío".

“Queremos subrayar que en Chile Continental no tenemos casos asociados a las enfermedades que propaga el mosquito. La autoridad sanitaria se encuentra alerta, y de manera permanente vigila la presencia de diversos vectores a nivel nacional. Por eso hemos podido pesquisar el mosquito e implementar a contar de ahora una serie de medidas preventivas en Arica para evitar la eventual transmisión de infecciones asociadas”, enfatizó.

Desde la Organización Panamericana de Salud (OPS), su representante Roberto del Águila, señala a Publimetro, en primer lugar, que lo que "es más preocupante" es el ingreso "de un mosquito que no estaba presente en el territorio chileno desde 1952". 

Del Águila agrega que "esto trae como consecuencia de que pueda desarrollar alguna enfermedad o potencialmente ser el conduto para que se presenten las enfermedades que transmite este vector, llámense el Zika, el Dengue o el Chikungunya", por lo que vuelve a catalogar la situación como "delicada y preocupante". 

En conjunto con el Ministerio de Salud, la OPS está coordinando las tareas para el pronto control de esta situación. "Lo que estamos haciendo es estudiar como está la situación de este mosquito en Arica. Se ha encontrado uno, pero la pregunta es ¿hay sólo uno?", señala Del Águila, agregando que lo que se debe determinar es lo que se conoce como el "índice aéreo, que indica la cantidad y de población de mosquitos adultos que se encuentran en Arica".

Lo otro que hay que establecer con claridad, según señala el experto de la OPS, es si el mosquito que encontraron era macho o era hembra, y si era hembra hay mayor preocupación porque puede poner más huevos y así crecer la población de mosquitos exponencialmente". 

Además reflexiona que la preocupación debe estar puesta en un tercer punto, que es "la sintomatología fébril que podría presentar la población, porque es esa la manera de conocer si es que hay una persona que haya estado enferma con Zika, con Dengue o con Zikungunya, ya que la sola presencia del mosquito no te permite establecer que efectivamente haya alguna enfermedad".  

Para establecer esto es necesario que se cumpla el círculo. "Si junto con el mosquito se vino una persona enferma y por lo tanto hay otra persona a la que lo han picado y la han contagiado, asú si cerramos el círculo y hay mayores posibilidades de que esto se pueda propagar", acota. 

También indica que "hasta el momento lo que se tiene conocimiento es que no hay ninguna persona que presente la sintomatología, pero lo que se tiene que hacer es una búsqueda activa en los establecimientos de salud para ver si alguna persona ha llegado con sintomatología fébril y que posibilidades existe de que esa sintomatología esté dada por la picadura del mosquito". 

Y concluye que el llamado a la población es a que "si el mosquito crece y se reproduce es porque nosotros lo permitimos. Porque sy dejo un vaso con agua en la mesa de noche por una semana y hay mosquitos en mi casa, ese vaso es el mejor criadero para que se reporduzcan. Por lo tanto, con ese ejemplo podemos graficar otras situaciones más cotidianas, como una rueda de un auto a la que le entró agua en el patio, o el platillo que ponemos debajo de las macetas para que no escurra el agua, esos son criaderos del mosquito que tenemos que evitar, los recipientes con agua son los mejores criaderos". 

 

PUB / DIG