Hasta el mediodía del próximo martes serán velados en el edificio consistorial de Valparaíso -ubicado en calle Condell del puerto- los restos de Eduardo Lara, el guardia municipal que murió producto de la asfixia sufrida en medio de incendio provocado que afectó el inmueble que cuidaba, la jornada de ayer 21 de mayo.

El cuerpo de funcionario fue entregado hoy a la familia, y trasladado de inmediato al lugar de velatorio, facilitado por el alcalde Jorge Castro.

Se espera que quienes le conocía, quienes trabajaron con él y la comunidad de Valparaíso acudan a brindarle su último adiós a Eduardo Lara.

Al mediodía del martes el ataud con sus restos será trasladados hasta la iglesia de los Sagrados Corazones de Valparaíso (ubicada en calle Independencia, frente a la sede del club deportivo Wanderers), donde se oficiará una misa por el descanso eterno de su alma.

Luego, será llevado hasta el cementerio Parque del Sendero, de Playa Ancha.

ATON/MM