Durante esta mañana, autoridades del Ministerio del Medio Ambiente recibieron al diputado PPD Ramón Farías y a representantes de la Asociación de Motociclistas Pro Chile (Amproch)para buscar alguna solución a la restricción que el plan de descontaminación de la Intendencia Metropolitana quiere imponer a este tipo de vehículos.

Uno de los principales puntos en discusión entre la organización de motociclistas y el ministerio, fue el aporte real de este tipo de transporte a la contaminación que afecta a la capital, debate que se inició cuando se planteó la restricción de circulación a las motos sin algún tipo de consulta previa. En el ministerio han apelado a que una motocicleta, especialmente las Euro 1 (de acuerdo a la normativa europea sobre emisiones) contaminan considerablemente más que un automóvil tradicional.

Al respecto, el diputado Ramón Farías enfatizó en que “una de las principales regulaciones que se tienen que realizar es la importación de este tipo de vehículos a Chile, exigiendo que sólo lleguen a nuestro país motos Euro 3 y de ahí en adelante, las cuales aportan una cantidad muy reducida de elementos contaminantes comparado a modelos más antiguos”.

Junto a esto, destaca el consenso que se logró en la reunión, donde se debe extender una exención de la restricción a aquellas personas que usan una motocicleta como medio de trabajo, siendo la mensajería y el delivery los principales afectados.

En la reunión se estableció se creara una nueva mesa técnica para seguir trabajando en la regulación de las motocicletas y el impacto en el ambiente metropolitano. “Por la plaza de motocicletas que existe hoy en día, podríamos tener quizás una restricción escalada y diferenciada, ya que no se puede meter a todas las motos a un mismo saco. Esta mesa nos va a permitir enfrentar de buena manera una futura restricción y todas las aristas que se deben discutir con cautela”, concluyó Farías.

El ingeniero en transportes y académico de la Universidad de Chile, Leonardo Basso, las motocicletas "efectivamente contaminan igual que cualquier otro vehículo que funciona con combustible, así que tienen que formar parte de cualquier plan de descontaminación que quiera impulsar la autoridad".

Basso agrega que "lo que propone el Ministerio del Medio Ambiente en términos de reducción de emisiones es bien razonable, porque lo que dicen es que todo vehículo que tenga un motor que contamine debe tener restricción y si usted no quiere tener restricción invierta en un vehículo con bajas emisiones, tanto para autos como para motos".

Por su parte, el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, destacó los puntos presentados por la Amproch, recogiendo la necesidad de reconocer a quienes utilizan este medio de transporte como su soporte de trabajo, además de la restricción natural de las motocicletas en invierno, donde baja un 20% el uso de éstas debido principalmente a las lluvias, porcentajes que se asemejan a los que el ministerio busca reducir con sus medidas.

Badenier declaró a Publimetro que "esta es una preocupación que nosotros hemos constatado a través del proceso de participación ciudadana que se está desarrollando en el marco del plan Santiago Respira. Los hemos invitado a constituir una mesa de trabajo porque creemos que tenemos buenos argumentos para poderlos convencer (...) porque individualmente una motocicleta estándar versus un auto liviano estándar tiene mayores emisiones".