La jueza Carolina Guajardo dictaminó este jueves la suspensión condicional del caso Tsunami, por lo que no existirá juicio oral en la causa.

De esta manera, el ex subsecretario del Interior Patricio Rosende; la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández; el ex jefe de la central de Alerta Temprana, Johaziel Jamett, el ex director del Shoa, Mariano Rojas, el ex jefe de operaciones Andrés Enríquez y el ex oficial Mario Medina, tendrán que pagar una indemnización de $245 millones, las cuales se pagarán en tres cuotas.

Este monto se repartirá entre los querellantes de la causa, por lo que cada uno recibirá un monto de $2.250.615

Tras el fallo de la jueza los abogados de los familiares de las víctimas del tsunami, hecho que dejó un saldo de 105 fallecidos el 27 de febrero de 2010, criticaron el dictamen, calificando lo sucedido como un "arreglín".

"La suspensión condicional no es una medida seria, ni justa, ni menos adecuada para las familias. Acá lo justo es el juicio oral", sostuvo el jurista Alfredo Morgado.

PUB/CM