La renuncia del único oncólogo pediátrico que trabajaba en la Región de Magallanes y la movilización social que esta situación generó, reveló el crítico déficit de estos especialistas existentes en el país. 

En el registro de Prestadores Individuales de la Superintendencia de Salud hay 132 oncólogos inscritos, de los cuales solo 11 figuran como especialistas pediátricos. Eso sí, este registro es voluntario por lo que la cifra no representa a la totalidad de los médicos formados en esta subespecialidad. 

Según informa El Mercurio, de los 132 especialistas, un 60 por ciento trabaja en la Región Metropolitana y un 40 por ciento en regiones. Además, del total de oncólogos, un 56,50 por ciento se desempeña en el sector público y 43,50 en el ámbito privado. 

En relación al déficit, Jorge Gallardo, presidente de la Fundación Cáncer Chile, explicó que existe poco incentivo para la formación de estos especialistas porque con frecuencia sucede que “en los hospitales no están ni los equipos ni los insumos necesarios para desempeñarse y algunos oncólogos terminan haciendo labores que no tienen nada que ver con lo que estudiaron. Esas experiencias se van haciendo conocidas y desmotivan al resto”. 

En la misma línea, la senadora por Magallanes, Carolina Goic manifestó que “la información que a mí me dieron en el ministerio (de Salud) es que de las 15 becas que se ofrecen, se toman solo tres o cuatro. El resto queda vacante”. 

PUB/JLM