En el Juzgado de Garantía de Coyhaique se realizó este miércoles la audiencia de formalización de Mauricio Ortega, quien es el principal sospechoso de ser el responsable de la brutal agresión a Nabila Rifo.

En el marco de la instancia, en donde el imputado quedó en prisión preventiva, el persecutor Pedro Salgado reveló nuevos detalles sobre lo ocurrido la madrugada del sábado, en donde la joven de 28 años fue encontrada gravemente herida en las cercanías de su vivienda, además con la pérdida de ambos ojos.

El fiscal indicó que a las 06:02 horas un vecino escuchó los gritos de la mujer, por lo que pensó que estaba borracha al verla en el suelo. Sin embargo, al observar bien la situación vio que un hombre estaba al lado de ella y que se dirigía hacia otra zona, por lo que dio aviso a Carabineros.

Los efectivos policiales vieron que Nabila tenía múltiples fracturas en el cuerpo, y además de los globos oculares tenía pérdida de masa encefálica y de dientes. También tenía signos de hipotermia. De no ser por la rápida acción del personal de emergencias, la mujer habría fallecido a las pocas horas.

Al costado de la joven, se encontraron unas llaves de un vehículo Suzuki, el cual se hallaba estacionado frente a la casa de Ortega, en donde vivía la pareja, además de los cuatro hijos de Rifo (dos de ellos eran precisamente fruto de la relación entre ambos). También el padrastro del presunto victimario residía en el lugar.

Según la argumentación del fiscal Salgado, testigos señalaron que en las horas previas al ataque Ortega comenzó a beber en su hogar, en donde además de Nabila estaban sus cuatro hijos y otras dos personas.

Durante la noche, la mujer comenzó a discutir con su pareja, a quien acusó de deberle dinero. La pelea empeoró y el hombre intentó agredir a la joven, lo cual fue impedido por uno de los amigos presentes.

Tras esto, la situación se habría calmado un poco, por lo que los amigos se fueron. Sin embargo, uno de los hijos de Nabila observó cuando Ortega golpeaba a la mujer.

El victimario habria golpeado con un bloque de cemento a la mujer en la cabeza. Además, con una llave le sacó los ojos a Rifo.

PUB/CM