Un nuevo caso de una menor fallecido al interior de un centro del Servicio Nacional de Menores (Sename) se dio a conocer esta jornada, pese a que el suceso ocurrió en febrero de este año.

Según informó The Clinic, Rechel Contreras de 10 años se encontraba en la residencia Alceste Piergiovanni de la comuna de Quinta de Tilcoco. Esto luego que la pequeña fuera derivada a dicho lugar por determinación del Tribunal de Familia ya que ella vivía con sus padres en Graneros pero contaba con deficiencias en su tratamiento de Lupus Eritematoso Sistémico que padecía.

En ese sentido, se indica que los progenitores de la menor tenían problemas de adicción a las drogas y el alcohol, por lo que también otros dos hermanos de la niña residían en el mencionado hogar del Sename.

En febrero de este año, se organizaron unas vacaciones a Pichidangui y pese a que los padres no dieron su aprobación para que la pequeña viajara, al no tener ellos la tutela no se consideró su opinión y ella viajó al lugar.

En el octavo día del paseo, ella presentó problemas de salud que la llevaron a la muerte. Acorde al reportaje del medio, el examen toxicológico demostró que no habían indicios de los medicamentos recetados a la menor.

Ante esto, desde el Sename se solicitó la administración provisional de esta residencia y otra también en Santiago, además de la presentación de una querella por cuasidelito de homicidio.

"Entonces, hemos seguido con los procedimientos y es parte de la investigación que está llevando el Ministerio Público. Hemos entregado todos los antecedentes que tenemos", indicó a Radio Cooperativa el director del organismo, Hugo Herrera.

PUB/CM