Una investigación por comportamiento inapropiado y acoso sexual enfrenta el ex candidato presidencia independiente Franco Parisi, según la información dada a conocer por la cadena de televisión de Estados Unidos KCBD.

Según la información que reproduce este viernes El Mercurio, la Texas Tech University y la Oficina de Igualdad de Oportunidades en el empleo, lleva adelante la investigación tras una denuncia de cuando Parisi se desempeñaba como profesor visitante del Departamento de Finanzas de la Escuela de Negocios de dicha casa de estudios.

El medio estadounidense, afilado a la cadena NBC, revela que en la carpeta de la investigación se describe un episodio en el que Parisi le habría preparado tragos de origen chileno a un miembro del staff de la universidad quien habría terminado “intoxicado”.

Según el informe, el ex candidato presidencial, habría abandonado a la mujer en una “condición delicada”.

El decano de ese entonces, Lance Neil, calificó la investigación como “poco exacta” y aseguró que Parisi no abandonó a la mujer, sino que la dejó en la oficina para permitir el ingreso del marido de esta al edificio.

Según el reporte de la cadena de televisión de Estados Unidos, en el mismo evento a Parisi se le acusa de haber acosado sexualmente a una estudiante de 19 años, a quien había sometido a “un ambiente hostil de aprendizaje”.

La mujer, en su testimonio, aseguró haber notado que era objeto de atención para el ingeniero comercial y relata que en una oportunidad al preguntarle si volvería a ser candidato presidencial, le habría respondido “sólo si serás mi primera dama”.

La investigación detalla que el ex candidato le entregó US$100 a la joven para que se comprara ropa y revela que cuando la joven se negó a llevar un vestido demasiado corto, la respuesta de Parisi fue “esa es la idea”.
 
Según la investigación de TV estadounidense, la universidad habría prohibido a Parisi el ingreso a la institución y aunque este luego se fue a trabajar una casa de estudios en Alabama, el reportaje de la TV estadounidense sostiene que hubo un acuerdo con el académico para que no continuara debido a las acusaciones en su contra.

Cabe mencionar que El Mercurio se contacto con la periodista encargada del reporte para KCBD, quien confirmó la investigación y con Ronny Wall, consejero de la Universidad de Texas.


PUB/NL