Un revés sufrió el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que la semana pasada presentó recursos en distintas ciudades del país para permitir ejercer el derecho a voto en las próximas elecciones municipales a las personas que se encuentran en recintos carcelarios cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva.

Y es que la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la orden otorgada por el juez Daniel Urrutia, del Séptimo Juzgado de Garantía, que accediendo a la petición del INDH llamaba al Servel a permitir el voto de 22 personas que se encuentran en prisión preventiva en la cárcel Santiago Uno.

La determinación del Tribunal de Alzada capitalino explica que el magistrado Urrutia no tenía atribuciones para ordenar el voto de estas personas para las elecciones municipales.

Y, además, la Corte informó que decidió abrir un sumario contra el juez Daniel Urrutia, precisamente porque se excedió en sus atribuciones.

PUB/NL