El Juzgado de Garantía de San Bernardo modificó este miércoles la medida cautelar de prisión preventiva que pesaba sobre Raúl y Gustavo Aravena, padre e hijo que mataron a un delincuente tras sufrir un portonazo.

Cabe recordar que ambos se encontraban recluidos desde el pasado 2 de agosto debido a que persiguieron y atraparon a Juan Jorquera, uno de los asaltantes el cual fue golpeado por los hombres.

La decisión del tribunal se debe a que todavía no se ha logrado determinar la causa de muerte de la víctima.

Esto debido a que siguen pendientes los resultados de los exámenes toxicológicos realizados por el Servicio Médico Legal.

PUB/CM