El ex mandatario Ricardo Lagos salió al paso del bajo apoyo ciudadano que recibió en los últimos sondeos públicos, en relación a su figura como precandidato a la futura elección presidencial del 2017. En este sentido, el también otrora ministro de Obras Públicas indicó que “la obligación de un dirigente político es cambiar las encuestas”. 

Recordemos que Lagos, quien manifestó a principios de este mes su “disponibilidad” para postular por un nuevo período a la Moneda, ha resignado terreno frente al senador (Ind-PRSD), Alejandro Guillier, quien lidera los sondeos de CEP, Adimark y Cadem como el político mejor evaluado por la ciudadanía al interior de la Nueva Mayoría. 

Consultado por Radio Cooperativa sobre el tema, el ex jefe de Estado señaló que "lo que tiene que ser preocupante para uno es poder tener claridad en lo que se quiere plantear de aquí en adelante y, por lo tanto, no es un demérito perder en democracia". 

"Si uno cree lo que quiere decir tiene que explicarlo con claridad a la ciudadanía y, por lo tanto, estoy haciendo ahora lo mismo que hice en 2008 y el 2012, ayudar a los candidatos del municipio y es lo que estamos haciendo", señaló. 

Por otra parte, Lagos se refirió al tema de las pensiones, criticado por la ciudadanía en múltiples marchas que piden el fin de las AFP, recalcando que para mejorar el sistema resulta “fundamental” un aporte solidario. 

“Las personas de menores recursos viven menos años que las de mayores recursos, pero el cálculo para fijar la pensión se hace suponiendo que todos los chilenos tenemos una esperanza de vida igual. Se podrían mejorar las pensiones si sólo se introdujera la variable 'esperanza de vida es menor en los que tienen menores ingresos y mayor en los que tienen mayores ingresos'", indicó. 

PUB/CM