Por 144 votos a favor y 50 votos en contra el consejo general de Renovación Nacional aprobó aplazar la elección de una nueva directiva del partido hasta el próximo 5 de diciembre, a lo menos, por lo que Cristián Monckeberg seguirá a la cabeza del partido. Esos comicios estaban programados para el mes de mayo venidero.

La medida fue vista por Monckeberg como un espaldarazo a su gestión. "Lo que vemos hoy día en estas votaciones y en este tipo de aprobaciones es que hay un respaldo a la conducción de la mesa. No somos perfectos, podemos cometer errores, pero hay un respaldo a la conducción”.

“Hemos pasado dos años súper complejos y el partido está de pie, preparado para enfrentar dos años electorales dificilísimos (…) Ahora nos vamos a concentrar fuertemente en lo que son las elecciones municipales, el partido entra en modo elección municipal y vamos a trabajar en apoyar en una primera etapa las elecciones primarias y finalmente las elecciones definitivas en octubre próximo", precisó.

Y agregó que "es la principal prueba que tenemos que pasar lograr ser alternativa de Gobierno y conquistar La Moneda el próximo año. Así que desde ahora en adelante a concentrarnos fuertemente en la elección municipal".

A pesar de lo ampliamente favorable de la votación, el diputado Nicolás Monckeberg sostuvo que no corresponde.

"Personalmente me parece una mala decisión, que habiéndose convocado a elecciones, habiendo fijado la fecha, cuando surge la posibilidad de una competencia interna se haya decidido postergarla", aseveró refiriéndose a la opción de Andrés Allamand para postular a la dirección de RN, quien no asistió a consejo nacional.

Nicolás Monckeberg agregó que lo ocurrido "es una mala señal en momentos en que la política está desprestigiada, y tampoco es una buena señal que quienes deciden la postergación de las elecciones sean los mismos cargos que se vean beneficiados con esa prórroga".

En la reforma de estatutos aprobada en la jornada de ayer sábado en el cónclave de ayer en La Serena, se aprobó la reforma de os estatutos del partido, la que incluye el fin de la obligación que el militante electo Presidente de la República renuncie al partido, y además se limitó la reelección de la directiva, a solo una vez.

También se aprobó también la nómina de candidatos a alcaldes, y que se irá a primarias con Chile Vamos en 119 comunas del país, y que la directiva estará obligada a someterse a una declaración de patrimonio.

PUB/MAC