Un laboratorio de la empresa Green Medical sufrió el robo de más de dos millones de preservativos que iban a reemplazar a los condones defectuosos de origen chino que tenían como fin ser distribuidos gratuitamente por el ministerio de Salud, se informó hoy oficialmente.

Según informan las autoridades, un grupo de desconocidos entró en las dependencias de la empresa, donde sustrajeron los preservativos, por valor de 60 millones de pesos en total, y una caja fuerte con 40 millones de pesos.

Las autoridades locales habían señalado que los condones de origen asiático -más de 700 mil- tenían un valor aproximado de 26 pesos cada uno.

"Estamos trabajando fuertemente con la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) para buscar otras fábricas. Esta era una alternativa, por lo que no está perdida la entrega de condones a los usuarios", dijo la ministra de Salud, Carmen Castillo, quien de esta manera quiso enviar un "mensaje de tranquilidad" a los usuarios.

Los condones, procedentes de Bélgica, iban a ser utilizados en los programas de la mujer y promoción de la salud sexual y en la educación de la prevención de VIH y de infecciones de transmisión sexual del Ministerio de Salud.

PUB/CF