Un grupo de al menos dos delincuentes robó cerca de $55 millones desde un camión de Brinks, que iba a entregar dinero a una oficina dependiente de la Dirección de Aseo de la Municipalidad de Santiago. A rostro descubierto, pero con armas de fuego, los desconocidos esperaron a los funcionarios del camión de valores que iban a entregar dinero para pagar los sueldos de funcionarios municipales. Tras intimidar a los guardias, robaron el dinero y escaparon en un vehículo BMW. 

Según relató uno de los testigos, los delincuentes conocían que este día el camión de valores llegaría hasta la dependencias municipales ubicadas en Almirante Baroso 735 con el dinero del pago de los funcionarios. Por eso, todos llegaron con ropas que simulaban ser parte del grupo de los que recibiría su sueldo. 

No obstante, a eso de las 11:30, cuando llegó el camión con el dinero, mostraron armas de fuego con los cuales intimidaron tanto a los trabajadores que municipales como a los guardias de Brink. 

“Supuestamente, serían dos individuos que estaban con armas cortas y armas largas”, dijo el comandante de Carabineros José Miguel Valenzuela. 

Aseguró además que la “cantidad robada aproximada es de $55 millones”.

Los testigos del hecho relataron además que en un principio pensaron que era parte de una broma.

“Yo le dije ‘oye qué te pasa’, porque creí que era una jugarreta, todos creímos que era una jugarreta, pero después vi la pistola y vi que era de verdad. Ahí nos tiraron a todos al suelo y lo único que nos dijeron fue ‘con ustedes no es na’ chiquillos, lo único que queremos son las bolsas’”, relató uno de funcionarios que recibiría su sueldo. 

Unidades de Carabineros ya llegaron al lugar para iniciar un plan de investigación.

PUB/JLM