La rectora de la Universidad de Aysén, Roxana Pey, insistió que permanecerá en el cargo “mientras no sea notificada por la Contraloría”.

La autoridad se refirió, en entrevista con radio ADN, a su actual situación tras la decisión del Gobierno de sentenciar por decreto su destitución.

“Me pareció que era mi deber no renunciar como si yo fuera una suche del ministerio de Educación”, dijo.

La académica reiteró que lo sucedido “va contra el concepto de universidad estatal” y que “la autonomía de la universidad no radica en la forma que ha sido designado el rector”.

Pey insistió que continuará en su cargo mientras no sea notificada por la Contraloría.

PUB/NL