Familiares y comuneros mapuche se reunieron este domingo a las afueras de la cárcel de mujeres de Temuco para manifestar su preocupación por el estado de salud de la machi Francisca Linconao, quien se encuentra detenida en medio de la investigación por el crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay. 

La hija de la autoridad mapuche, Carmen Linconao, señaló a SoyTemuco que la machi sufre de una gastritis crónica y anemia, y que desde su detención su madre ha bajado 3 kilos. 

“Eso no la deja comer cualquier alimento, ella siempre ha comido alimentos especiales”, indicó Linconao, quien también agregó que el encierro de la cárcel desgasta su espiritualidad. 

Cabe recordar que el pasado 30 de marzo se realizó un operativo en el que detuvieron a 11 personas producto de la investigación que lleva adelante el fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes, respecto del ataque incendiario que terminó con la vida del matrimonio. 

Tras la formalización, quedaron en prisión preventiva 10 de los 11 comuneros mapuches detenidos en La Araucanía, entre ellos la machi Linconao, por su presunta participación en el hecho registrado el 4 de enero de 2013. 

Es por esto, que más de 50 personas, entre familiares, amigos y dirigentes estudiantiles, visitaron a la machi y alegaron que su delicado estado de salud podría agravarse durante los próximos días. 

"El Estado de Chile no tiene jurisdicción sobre los mapuche y debe liberar a la machi", sentenció la lonco Juana Calfunao, quien también participó de la manifestación.