Durante una limpieza de un pozo de regadío en la zona de Leyda en San Antonio, fue encontrada una gran especie de rana chilena.

El particular ejemplar, que midió casi 40 centímetros de largo entre la cabeza y la cola, pesa 1.200 gramos siendo un ejemplar enorme comparado otros que se encuentran en la zona central que llegan a pesar entre 400 y 800 gramos.

La rana chilena, conocida científicamente como Calyptocephalella gayi, es el más grande los anfibios chilenos y el tercero más grande del planeta, pero se encuentra en serio peligro de extinción, y si bien su distribución geográfica es desde Valparaíso a Puerto Montt, es cada día mas difícil de ver y de escuchar.

Su disminución y su categoría de peligro de extinción se debe principalmente a la caza y captura para consumo ilegal humano en restaurantes y consumos particulares, a ello hay que sumarle el sobreuso y consumo del agua de los humedales de la zona. Además, su desaparición se vió acrecentada por las sequías y el calentamiento global.

Por ello, el registro de este enorme ejemplar llamó la atención de los expertos, los cuales tras ser observado y fotografiado, lo dejaron en libertad en la misma zona tras dar aviso al Museo de Historia Natural e Histórico de San Antonio (Musa).

Cabe mencionar que a fines de la década del '70 se encontró un ejemplar de similares características en El Monte, cerca de Talagante, mientras que en el 2004 se encontró un ejemplar de  1.300 gramos enredado en una red de pesca ilegal en la laguna Matanzas en el humedal El Yali en San Antonio.

PUB/CM