La Empresa Nacional del Petróleo informó a través de un comunicado de una posible fuga de petróleo en los oleoductos ubicados en el río Tinguiririca, sector San Fernando.  

El hecho, asegura, fue detectado por "personal de la planta que detectó una baja en la presión del oleoducto sur".

Dada la anomalía, ENAP afirmó que "siguiendo los protocolos establecidos, se activaron los planes de contingencia y se detuvo el flujo en el oleoducto, ante la posibilidad eventual de una rotura en el cruce con el río Tinguiririca. Para ello, se cerraron las válvulas en ambas riberas del río”.

El comunicado agrega que “tal como corresponde en este tipo de situaciones, se realizaron pruebas de hermeticidad, las que concluyeron una eventual pérdida de contención del oleoducto sur, en el kilómetro 355, justo en el cruce con el río. Las condiciones actuales del caudal hacen imposible la llegada de equipos especializados para confirmar una eventual rotura en el centro del río y efectuar una estimación inicial de alguna pérdida o fuga”, agregó.

La empresa informó que dio aviso a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, y que dispuso de todos sus equipos disponibles, maquinaria y personal técnico, quienes inspeccionan la ribera norte y sur del río Tinguiririca. 

PUB/SVM