Un parricido frustado ocurrió el día de ayer en el el sector de Chincay, ubicado en la comuna de San Juan de la Costa.

Una mujer de 30 años, por razones que aún se desconocen, apuñaló a su hijo de 9 años mientras dormía, propinándole 4 puñaladas que -entre varias consecuencias- le perforaron el hígado.

El menor presentaría heridas en distintos lugares como el cuello, tórax, mano en muestra de su intento por defenderse y también abdomen. Sumado a eso, reconoce a su progenitora como la autora del ataque.

Además, según las autoridades, habría sido la misma mujer quién habría llevado al menor al Hospital Base de Osorno, donde afirmó que había “caído sobre un generador eléctrico”.

Finalmente, esa teoría fue de inmediato descartada tras un análisis criminalístico en el lugar de los hechos, y la PDI actualmente analiza el estado mental de la madre, pues se barajarían diferentes intentos de suicidio de la mujer, sumado a un anterior divorcio.

PB/MC