Repudio han generado esta tarde las fotos que circulan en redes sociales, de un pequeño perrito que fue quemado con agua hirviendo por un mesero del restaurant "El Ají Seco”.

El animal de nombre "Polaco", se habría encontrado afuera del local esperando recibir un poco de comida, cuando el trabajador le arrojó el líquido caliente. Esto habría sido visto por varios transeúntes que socorrieron al perro y denunciaron el suceso a través de redes sociales. Además, testigos afirman que carabineros no se habría involucrado.

Su dueña indicó esta tarde al canal CHV que "está destrozada y que esto no debería haber pasado". Ella es vendedora de un local y lo mantiene hace un año en el sector, pues no puede tenerlo en su casa.

El perrito -que resultó con el 20% de su cuerpo quemado- fue trasladado a una clínica veterinaria de la municipalidad. Por su parte, el dueño del restaurant pagará los gastos del tratamiento que tendrían un valor aproximado de 200 mil pesos e iniciará una investigación para identificar al culpable.

PB/MC