Santiago avanza en la dirección indicada para convertirse en una ciudad más justa, más sustentable y reconocida internacionalmente. Evidentemente hay muchas cosas por mejorar, pero cuando hay proyectos relevantes que inciden directamente en la calidad de vida de las personas, los reconocimientos no tardan en llegar. Y en este caso, la municipalidad de Santiago ganó el Premio al Transporte Sustentable 2017 (Sustainable Transport Award), que entrega el Banco Mundial y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, en conjunto con otras 8 organizaciones internacionales afines. 

El galardón es relevante y ha sido otorgado, desde 2005, a ciudades como Londres o Nueva York, por lo que puesto en perspectiva es muy importante en el sentido de lo que se está haciendo en el país respecto de importantes urbes globales. La alcaldesa Carolina Tohá destaca estar “orgullosa de este reconocimiento al municipio, pero sin duda es también un reconocimiento a la ciudad”. 

Arrgumenta además que ganar este premio se debe en gran medida a la coordinación con autoridades de Transportes y Medio Ambiente “la sociedad civil y otras municipalidades. Y es gracias a esta coordinación y colaboración que se han podido sacar adelante proyectos impulsados desde Santiago pero de impacto metropolitano, como el sistema de bicicletas públicas, el Plan Centro, la Zona Verde y la duplicación de la red de ciclovías”. 

Santiago se impuso ante otras ciudades finalistas, como Johannesburgo, en Sudáfrica; Dubai en los Emiratos Árabes Unidos; o Curitiba, Brasil. El jurado está compuesto por integrantes e investigadores de organizaciones globales, entre ellas el Instituto de Recursos Mundiales (WRI por su significado en inglés World Resources Institute), representado por el experto en transportes colombiano Darío Hidalgo, quien comenta a Publimetro que “es un reconocimiento a los logros del último año en movilidad sostenible” destacando que “Santiago fue la mejor frente a otras once”.

El experto asegura que el mejoramiento integral para peatones, el fomento de la bici y medios no motorizados, y de medios motorizados con energía eléctrica contribuyen para avanzar hacia l que hoy sucede en Europa. “Quedé muy impresionado por los avances, porque si Santiago logra un reconocimiento obtenido por ciudades como París, Londres o San Francisco, es una señal de que va en la dirección correcta”, comenta, concluyendo que el desafío ahora es “seguir mejorando las condiciones de circulación segura de peatones y usuarios de bicicleta, mejorar sustancialmente la calidad del transporte público, especialmente los buses. Avanzar en medidas de gestión de la demanda de viajes en auto, como tarificación vial y de estacionamiento”.

La idea es destacar a ciudades del mundo que han apostado por desincentivar el uso del automóvil y redistribuir de manera más equitativa el espacio público. Juan Carlos Muñoz, director del Centro de Desarrollo Sustentable de la UC, señala que “este no es un premio inventado, es un muy importante reconocimiento , que se ha entregado a ciudades que han hecho importantes aportes de transformación urbana en pro de la movilidad sustentable, como la caminata, la bicicleta, el transporte público y el mejoramiento de los espacios urbanos”. 

Muñoz complementa que “la ciudad ha hecho esfuerzos que da gusto que se destaquen, como el Plan Centro y la dignificación de los espacios peatonales en desmedro del uso de automóvil y en pro de los medios sustentables me parece un paso audaz y correcto”. 

La ceremonia de entrega se realizará en Washington en enero próximo. Además, por ser el ganador Santiago será sede del Mobilize 2017, un encuentro de transporte sostenible, apoyado por las fundaciones de investigación de Volvo, lo que da cuenta del nivel internacional que ha logrado la capital.