Con el fin del paro de los empleados fiscales que se extendió por tres semanas, la Municipalidad de Santiago debió implementar un plan especial para el retiro de basura que se acumuló en las calles de la comuna y que obligó a declarar riesgo sanitario.

A las 07:00 horas del viernes, de acuerdo con el plan de contingencia, se reanudó el servicio habitual de retiro de residuos domiciliarios de la comuna, en sus horarios diurnos y nocturnos, con el fin de normalizar prontamente la situación.

En la misma línea, la Municipalidad informó que debido a la acumulación de basura en condominios, comercio y vía pública, entre otros espacios, se  reforzará en un 20% la flota municipal con vehículos contratados durante la paralización para paliar los efectos que dejó en la comunidad de la movilización.

Con el mismo fin, el trabajo se extenderá de forma extraordinaria con más 60 camiones el día viernes, planificación que se extenderá a los días sábado y domingo, tanto con los funcionarios municipales como con las contrataciones externas.

Al respecto, el director de Aseo y Limpieza Urbana de la Municipalidad de Santiago, Mauricio Valenzuela, señaló que “estimamos que al amanecer del día lunes todo el retiro de desechos debería estar completamente normalizado con equipos municipales apoyados por los servicios paliativos que fueron contratados durante la movilización. Durante ese período se recolectaron 6.500 toneladas, equivalente al 75% de todos los desechos que se produjeron por lo que existen cerca de 1.300 toneladas en las calles como déficit acumulado”.

Para apoyar el retiro de residuos, la Municipalidad además realizó un llamado especial a los vecinos para saquen la basura a la vía pública en forma controlada durante este fin de semana, para no afectar la normalización de los servicios de recolección.

PUB/NL