Este martes se confirmó que Rodrigo Santander, uno de los dos lesionados mientras funcionaba una atracción mecánica de un parque de diversiones instalado en Renca, presentó una serie de complicaciones en su salud.

El herido acompañaba a su sobrina de 15 años cuando, por causas que se investigan, el carrito en que se encontraban se desprendió y fue expulsado varios metros.

La menor se recupera de una fractura expuesta mientras que el adulto, de 24 años, presenta fracturas en su esternón, costillas, separación de la clavícula y otra serie de lesiones internas, según consigno Radio Cooperativa.

Desde el círculo cercano de Rodrigo Santander indicaron que esta jornada era vital para determinar si era sometido a intervenciones quirúrgicas.

Por último, el Servicio Nacional de Menores (Sename) tras el hecho presentó una acción judicial.

PUB/VJ