La madrugada del domingo pasado en Maitencillo, el joven Roberto Timmermann (19) falleció tras ser atropellado junto a un amigo (Julián Novoa) mientras volvían caminando a sus casas tras asistir a una fiesta. En primera instancia el responsable, Benjamín Montero Fernández, huyó del lugar sin prestar los primeros auxilios a la víctima. Sin embargo, más tarde decidió entregarse a Carabineros, según confirmó un familiar a El Mostrador.

El mismo medio reveló que Montero Fernández es hijo de Andrés Montero Jaramillo, ex miembro del consejo directivo del BancoEstado, y, al igual que su padre, estudió en el Colegio Verbo Divino. En tanto Timmermann era estudiante de ingeniería civil de la Universidad del Desarrollo.

De acuerdo a versiones de familiares, los jóvenes fueron violentamente atropellados por una camioneta Mitsubishi Montero. El conductor no habría detenido su marcha, dándose a la fuga. Hasta el momento, no existen reportes de alguna alcoholemia al respecto.