Entre las principales medidas generales que se implementaron durante el fin de semana destaca la mayor presencia policial en las plazas de peaje troncales durante los horarios de mayor flujo. 

También se contempla el reforzamiento de información en paneles de mensajería del estado de tráfico de las rutas, incorporación de turnos de peajistas de reemplazo para descanso en horas punta y disponibilidad de grúas y móviles de patrullaje. 

En el caso de la Ruta 5 Sur Santiago – Talca se estableció el cobro adelantado en filas en las plazas de peaje de Angostura y Quinta, en aquellos horarios de mayor flujo vehicular. 

Además se dispuso monitoreo de plazas de peaje a través de cámaras panorámicas y mayor presencia policial en las plazas de peaje, en aquellos horarios de mayor flujo vehicular, para mitigar los impactos de la presencia de vendedores ambulantes.

En la Ruta 68 Santiago – Valparaíso – Viña del Mar se realiza el cobro adelantado en filas en las plazas de peaje de Lo Prado y Zapata, en aquellos horarios de mayor flujo vehicular. 

También habrá monitoreo permanente del funcionamiento de los túneles Lo Prado y Zapata, y grúas , vehículos de patrullaje, ambulancias y rescatistas, para eventuales contingencias. 

La empresa concesionaria de la Ruta 5 Norte Santiago – Los Vilos reforzó las plazas troncales Lampa, Las Vegas y Pichidangui, y habrá apoyo de paleteros para mejor canalización en plazas de peaje troncales. 

Finalmente, en la Ruta 78 Santiago – San Antonio se reforzó la plaza de peaje Melipilla 1, con máximo de cabinas habilitadas y reforzamiento con cobradores en fila. 

Además, se habilitaron espacios en la mediana para tránsito de vehículos ante eventuales colisiones, especialmente, en los sectores de El Paico (kilómetro 51) y El Monte (kilómetro 61). 

PUB / LD