La provincia de San Antonio es un más de las zonas que ha padecido el rigor del sistema frontal que afecta a la zona centro del país. 

Según informó la empresa Esval, la turbiedad que posee el río Maipo es seis veces superior al habitual, situación que ha forzado a la suspensión del suministro de agua potable en el sector, el cual han extendido hasta el mediodía de este lunes, momento en que se evaluará su extensión. 

El intendente de Valparaíso Gabriel Aldoney informó la suspensión de clases para mañana en las comunas de Algarrobo, El Quisco y El Tabo. 

Los puertos de la región operan con normalidad, manteniéndose cerrado para embarcaciones menores en San Antonio y algarrobo.

La provincia de Los Andes también se ha visto damnificada, en particular el sector de Calle Larga, lugar donde se contabilizan setenta personas damnificadas. 

Esta zona, de preponderante actividad agrícola, ha padecido el desborde de esteros y canales de regadío. Las clases también han sido suspendidas. 

En la localidad de Rinconada, a la altura de la mina Caracoles, una vivienda resultó destruida a causa de un aluvión. 

Trabajadores aislados

Aldoney informó que el control fronterizo Los Libertadores permanecerá cerrado hasta que mejoren las condiciones del tiempo. Y en su interior permanecen 120 funcionarios imposibilitados de descender. Las personas corresponden a Aduana, Servicio Agrícola y Ganadero y policía. 

A su vez, cerca de 600 trabajadores de la división Codelco Andina permanecen aislados. La lluvia y nieve que afecta al sector imposibilitan la bajada de las personas. En cuanto a la empresa, esta opera al 65% de su producción. 

PUB/SVM