Uno de los tres trabajadores heridos en la explosión de gas que se registro en un edificio de la comuna de Las Condes durante este semana, de a poco, pero a paso firme se recupera de sus heridas. 

Se trata de Juan Cabezas Lizama (64), quien resulto con el 25 por ciento de su cuerpo quemado en el accidente, cuyo origen aún se investiga. 

Según el jefe de la UTI de la clínica Las Condes, Tomás Regueira -donde permanece internado el trabajador-, dijo que se encuentra “estable, sin novedades significativas. Su proceso de cicatrización bien. No tiene, desde un punto de vista general, un riesgo vital". 

Y agregó que está consciente y que dentro de tres o cuatro días podría pasar a la Unidad de Cuidados Intermedios. 

También dijo que habitualmente en quemaduras como las de Cabezas Lizama “la impotencia funcional es muy poca. Debería quedar con pocas secuelas. Hoy hay mejores herramientas, cuidados que permiten otorgarle una mejor atención al paciente".

PUB/NL