Durante horas de el pasado miércoles 3 de agosto el Museo Histórico Nacional fue víctima del robo de la espada del ex Presidente Manuel Bulnes, quien ejerció su mandato durante los años 1841 al 1851. 

De acuerdo a las imágenes de las cámaras de seguridad del museo, se puede apreciar que dos sujetos entraron en la sala “Consolidación del Orden Republicano” y uno de ellos se subió en una silla para sacar la espada y salir minutos después hacia la Plaza de Armas, según consigna el diario La Segunda. 

Un hecho como este no se producía desde hace 10 años, cuando sustrajeron una réplica del monumento de Alfonso de Arcilla de 1910, lo que es catalogado por el director del museo como un grave daño a la memoria del país. 

“La espada está protegida como Monumento Nacional y por tanto es sumamente grave el daño a la memoria del país. Manuel Bulnes desde los 16 años luchó en los procesos de independencia del país, tuvo una participación en la consolidación del Estado chileno por lo que hay que destacar que este robo no es sólo al museo, sino a todo los chilenos, porque lo que están robando son fragmentos que tenemos de nuestra historia”, señaló el director del Museo Histórico Nacional, Pablo Andrade. 

Respecto a las medidas de seguridad del museo, en el medio consignan que tienen un monitoreo constante con el OS10 de Carabineros, donde revisan las salas que permitió advertir el hecho de forma rápida. 

El jefe de la Brigada Investigadora de Delitos contra e Medio Ambiente y el Patrimonio Cultural (Bidema) de la PDI, Marco Antonio Fierro, comentó las características especiales de la espada: “La espada tiene características muy especiales: incrustaciones de piedras preciosas, la empuñadura está hecha de oro macizo. En términos monetarios bordearía el millón de dólares. Además, tiene un valor histórico, porque perteneció a un general que luego fue Presidente”, explicó. 

PUB/SQM