Por 27 votos a favor, el Senado aprobó el proyecto que permite a los profesores acceder a una bonificación por retiro voluntario. Con este resultado, la Cámara de Diputados deberá revisar la propuesta en segundo trámite.

El proyecto tiene por objeto extender durante nueve años, la aplicación del plan de retiro voluntario para los profesionales de la educación del sector municipal y de los establecimientos de administración delegada.

Podrán acceder a la bonificación hasta 20.000 beneficiarios, fijándose las cantidades máximas por año, las que van desde los 1.500 en el año 2016 a 2.300 en el año 2024, pudiendo incrementarse con los cupos que no hubieren sido utilizados en los años anteriores.

Este beneficio ascenderá hasta un monto de $21.500.000 y será proporcional a las horas de contrato y los años de servicio o fracción superior a 6 meses en la respectiva institución municipal.

El tope máximo de la bonificación corresponderá al profesional de la educación que tenga 11 o más años de servicio y un contrato de 37 a 44 horas. 

PUB / DIG