Un paso importante dio hoy el proyecto de ley que permite que los centros de formación técnica (CFT) e institutos profesionales (IP) puedan transformarse en instituciones sin fines de lucro, luego de ser aprobado en particular por el Senado, en su primer trámite constitucional. 

Según Adriana Delpiano, ministra de Educación, “la motivación de esta ley, que nace de dos mociones de senadores y que las unió el Ejecutivo, ya tenía al partir un conjunto de instituciones con una disposición favorable a transformarse a sin fines de lucro. Son instituciones diversas, hay grandes, medianas, otras más pequeñas”.

El Ministerio de Educación se comprometió a tramitar esta iniciativa en diciembre de 2015, durante el debate por la gratuidad en la educación superior. 

A través de esta ley, los centros de formación técnica e institutos profesionales que así lo decidan podrán transformarse en instituciones sin fines de lucro, lo que les permitirá acceder a ese beneficio en 2017, si cumplen con todos los requisitos de la ley. 

La ministra recordó que en este mismo contexto, el Mineduc creó las becas Nuevo Milenio II y Nuevo Milenio III, destinadas a jóvenes pertenecientes al 50% de la población de menores ingresos del país, matriculados en CFT e IP -entre otras instituciones- que sean sin fines de lucro o que se hayan comprometido a cambiar su naturaleza jurídica y cuyos montos dependen de la cantidad de años de acreditación con la que cuenten las respectivas casas de estudios. 

"Eso fue lo que se aplicó este año y ahora vamos por la ampliación de la gratuidad, que permita que los alumnos que no tienen estas becas o que no les cubre la totalidad del arancel y que además deben pagar matrícula, puedan estudiar gratuitamente, con la única exigencia de que la institución tenga niveles mínimos de calidad”, explicó la secretaria de Estado. 

Luego de ser aprobado por el Senado, este proyecto de ley será revisado por la comisión de Educación de la Cámara Baja, en segundo trámite. 

PUB/IS