Este martes el Senado ratificó la aprobación de la norma que pretende castigar a quienes filtren información secreta de procesos judiciales.

La denominada norma antifilitración fue aprobada nuevamente en la Cámara Alta luego de hacerse modificaciones que excluyen a la prensa e incorporan la posibilidad de multas de hasta 200 UF para los funcionarios públicos y partes involucradas que filtren información relacionada a las investigaciones.

La norma, impulsada desde el Gobierno y el Ministerio Público la semana pasada, fue finalmente aprobada por 29 votos a favor y tres abstenciones, y ahora pasará a trámite en la Cámara de Diputados. 

Tras el rechazo demostrado a la norma por la Corte Suprema y el Colegio de Periodistas, este lunes se modificó la misma en reuniones entre el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, la ministra de Justicia, Javiera Blanco, y los miembros de la Comisión de Constitución del Senado. 

PUB/SVM