La primera pieza comunicacional que busca apoyar la implementación de la Ley de Alimentos fue presentada por los ministros y ministras de Salud, Educación, Desarrollo Social y Economía, acompañados de senadores y diputados de las comisiones de Salud y representantes de organismos internacionales. 

La ley que entra en vigencia el 27 de junio, pretende ser una respuesta del Estado para proteger la salud de la población ante las alarmantes cifras de obesidad y enfermedades no transmisibles derivadas de una mala alimentación. 

 

En esa línea, el senador Guido Girardi hizo notar que “los más pobres son los más obesos, son los que tienen más infartos, accidentes vasculares y cáncer: 300% más que los más ricos. Por eso, esta es una ley de equidad. Esta ley es un derecho humano, el derecho a saber”. 

Antes, afirmó el senador, se vendía un cereal basura y no se sabía. Se pensaba que se alimentaba a un niño con un cereal sano y un jugo, y ambos eran azúcar y sal. “Hoy día, por lo menos la gente sabe y puede decidir”, afirmó. 

PUB/SVM