El senador (UDI) Jaime Orpis no lo pasa bien. A las causas judiciales que debe enfrentar -que incluyen su propio desafuero-, se suma una delicada situación financiera y problemas de salud que incluyen un infarto al miocardio y depresión, lo que alarmó a su círculo más cercano.

Por ello, y como consignó La Segunda, un grupo de amigos decidió organizar una colecta para acudir en ayuda del parlamentario.

Como un ejemplo del estado del senador, por ejemplo, aseguran que la casa de Orpis estaría "comprometida", todo a raíz de las deudas que arrastraría.

En lo netamente judicial, enfrenta acciones legales por eventuales delitos entre los que se incluyen lavado de activos, cohecho y fraude al fisco, además de irregularidades en la forma de utilizar sus asignaciones parlamentarias.

Por último, uno de sus amigos comentó que el legislador siempre fue "desordenado" con sus deudas.

PUB/VJ