"Hemos perdido a un servidor público de excepción", dijo el presidente de la UDI, senador Hernán Larraín, en su discurso de homenaje a Patricio Aylwin en el salón de honor del ex Congreso en la capital. 

Larraín dijo que “no se trata de santificar a quién ha muerto, como suele ocurrir en tantos casos. Ni se trata de manifestar que todos estuvimos de acuerdo con todo lo que hizo y expresó a lo largo de su dilatada trayectoria pública". 

"Lejos de eso, las voces corean una realidad que dice relación con otro aspecto, al final mucho más relevante: con su humanidad y con la enorme contribución que le hizo a Chile en momentos claves de nuestra historia”, añadió. 

Más temprano, el senador gremialista Juan Antonio Coloma expresó que “más allá de las diferencias políticas que uno pueda tener, es valioso rescatar servidores públicos que han sabido encontrar más el entendimiento que el enfrentamiento". 

"Me tocó conocerlo en distintas circunstancias y puedo notar que a pesar de que fue bien tironeado por algunos sectores para de alguna manera generar un momento de tensión cuando él asumió el gobierno, lo cierto es que al final logró imponer que era mucho mejor entenderse, que aquí no sobraba nadie y que todos tenían que ser parte de un mismo país, eso es lo que hoy día se valora transversalmente”, añadió Coloma. 

PUB/SVM