Tras conocerse nuevos antecedentes sobre el intercambio de información que protagonizó el ex candidato presidencial y ex ministro Pablo Longueira y el gerente de la minera no metálica SQM, Patricio Contesse -hecho que ocurrió mientras se tramitaba la ley de Royalty a la minería-, era esperada la reacción de la UDI.

En conferencia de prensa, el senador y presidente de dicha tienda política, Hernán Larraín, fue enfático en pedir "calma y prudencia en los juicios. He podido apreciar, incluso en destacados dirigentes de Renovación Nacional, dan clases sobre lo que tenemos que hacer".

"Dado el impacto público que ha tenido la información sobre ciertos hechos en los que habría participado Pablo Longueira durante su etapa de senador, le he pedido a la defensa que realice una aclaración pública. Las imputaciones que se hacen son fuertes", expresó.

A continuación, el legislador indicó que espera que "sea que él aclare directamente estos hechos o lo haga a través de su defensa".

Consultado sobre la publicación de los antecedentes, el senador indicó que "se comete un error (al proceder de esta forma). Muchas veces, por la forma en que se conocen, se produce un linchamiento" de los involucrados, junto con recordar que "éstas son materias muy delicadas".

PUB/VJ