Como grave calificó el senador Manuel José Ossandón la información que señala que el Ejército habría comprado cerca de 4 millones de dólares durante 4 años en bebidas alcohólicas.

El senador señaló que hay que investigar toda suerte de irregularidad en esta materia. “No quiero que el Ejército se trasforme en una nueva SQM, vimos que platas que se gastaron primero en Monticello; otras con boletas de ex ministros; y ahora vemos que aparecen platas gastadas en botillerías. Me parece sumamente grave, este es el minuto de revisar los mecanismos de control en la función pública, como también la ley reservada del cobre”.

El senador Ossandón indicó que es comprensible que exista un presupuesto para cubrir gastos reservados de las FFAA y que sean reservados por la seguridad nacional; pero hoy se está demostrando que no hay ninguna razón de ser de tener esta ley y menos con lo que está pasando donde fallaron todos los mecanismos de control.

Consultado respecto a la situación del General Fuente Alba el senador señaló que “Él va a tener que demostrar por qué tiene ese patrimonio, pero claramente aquí hay cosas que se asemejan a lo que hacía SQM, no puede ser que un ex ministro como Francisco Vidal, aparezca boleteando me parece bastante extraño que no haya existido un control interno fuerte en esto de los dineros”

El senador envió un oficio al Ministro de Hacienda con el objeto que emita un instructivo que prohíba que las reparticiones públicas puedan comprar alcohol, salvo para ocasiones protocolares de la Presidencia de la República.

PUB/VJ