El Senador Manuel José Ossandón señaló que la donación en órganos en Chile “pasa por una crisis tremenda y tenemos que reaccionar”, al tener en cuenta que hoy se necesitan más de 1.000 órganos para cubrir la lista de espera de pacientes que aguardan por un transplante y que en la actualidad “están en la mayor de las incertidumbres”.

El parlamentario presentó una iniciativa legal que promueve en los establecimientos educacionales reconocidos por el Estado la entrega de una adecuada información referida a la donación de sangre y de órganos, de manera que los estudiantes adquieran conciencia de las dimensiones de la problemática y conozcan las distintas formas de contribuir a solucionarla. Con este propósito, la moción realiza dos reformas a la Ley General de Educación.

“Presentamos una iniciativa que busca fomentar la educación en este sentido, que es el talón de Aquiles del problema”, señaló el Senador Ossandón.

En primer lugar, la propuesta presentada por el parlamentario, establece un nuevo objetivo general para la enseñanza media, referido al ámbito del conocimiento y la cultura. Este consiste en que los estudiantes deberán desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes, por intermedio de módulos, que les permitan comprender la problemática de las personas que requieren de trasplantes de ciertos tejidos biológicos y desarrollar acciones solidarias que promuevan o materialicen la donación tanto de sangre como de órganos.

En segundo lugar, la moción señala que en la modalidad de educación de adultos, los establecimientos y el Estado que elaboren planes y programas de estudio pondrán especial cuidado en que se fijen contenidos en los cuales se entregue una adecuada información sobre la importancia de la donación de sangre y de órganos en favor de quienes padecen una condición de salud que los haga requerir de este tipo de ayuda.

“Lo que explica la baja tasa de donación de órganos es principalmente la desinformación entre la población, eso obviamente provoca desensibilización. La negativa familiar para donar, a menudo ocurre en el 50% de las ocasiones. Esto se debe principalmente a que las familias no disponen de la información suficiente sobre el funcionamiento del modelo de donaciones, lo que genera una desafección hacia el sistema en general”, señaló el Senador Ossandón.

PUB/VJ