Casi la mitad de las personas que se encuentran recluidas en el Servicio Nacional de Menores (Sename) son mayores de edad, tal quedó en evidencia tras las agresiones sufridas por personal de la institución en Limache la semana pasada.

De esta manera, un 48% de quienes se encuentran en régimen cerrado y semi cerrado en el Sename, tienen más de 18 años, según consigna la información publicada en La Tercera, y en su mayoría se encuentran en el sector de infractores de Ley.

De acuerdo con la legislación vigente, cuando un menor es condenado debe cumplir su pena en un establecimiento del Sename, sin importar si cumplirá la mayoría de edad durante el cumplimiento de su condena.

Desde la institución afirmaron que “tres meses antes de que un oven cumpla 18 años, Sename envía un informe al juez donde se da cuenta de los avances en su proceso de reinserción y la conveniencia de que permanezca en el centro”.

Cabe mencionar que según el último anuario del Servicio Nacional de Menores, en el año 2015, la población penal era de 1.537 personas, 734 de los cuales eran mayores de edad.

PUB/NL