Hoy se publicó una entrevista al padre Gerardo Joannon donde, en el contexto del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo por tres causales, indicó que “yo ayudé a que no murieran niños y ahora se legisla para matarlos”.

Al respecto, el Servicio Nacional de Menores (Sename) emitió un comunicado en el que señalan que "la justicia reconoció que Gerardo Joannon cometió tres delitos en el caso de adopciones irregulares en el que se encontraba involucrado; suposición de parto, usurpación de estado civil y falsificación de instrumento público y privado, que fueron cometidos entre los años 1975 y 1983".

Agregaron que "la responsabilidad penal (de Joannon) está prescrita de acuerdo a la ley, por lo tanto las causas quedaron sobreseídas y no se pudieron aplicar sanciones".

También aseguran que Sename "tiene más causas abiertas por hechos similares que afectaron a mujeres vulnerables - algunas siguen siendo investigadas por el Ministro Carroza y otras están en diferentes tribunales del país - y en ellas no procedería dictar la prescripción, ya que se invocó el delito de sustracción de menores, que tiene carácter de permanente".

El texto indica además que la investigación religiosa que realizó la congregación de los SS.CC de la cual Joannon es parte, concluyó que el religioso participó activamente de dos casos.

En este sentido, la directora del Sename, Marcela Labraña declaró que “indigna que Joannon siga abusando de la gente, juega a hacer creer que él no es culpable. Él le quito hijos e hijas que eran deseados por sus padres y que hoy siguen siendo buscados. Dejó una herida abierta en nuestro país. Lo emplazo a dar antecedentes e información para encontrar a esos que fueron niños”.

PUB / DIG