El organismo oficial cifró en 185 los menores fallecidos en el servicio entre el 2005 y 2016. En tanto, el parlamentario, sostuvo que el número real de casos alcanzaba los 477.

El Servicio Nacional de Menores (Sename) desestimó la noche del martes las críticas del diputado René Saffirió y defendió el informe entregado ante la Comisión Investigadora de Diputados sobre la materia, en el que cifraron en 185 los menores fallecidos en el servicio entre los años 2005 y 2016.

Cabe recordar que durante la jornada del martes el diputado independiente René Saffirio aseguró que el número real de víctimas era 477 y no los 185 casos que mencionaba el informe oficial, puesto que no se habían contemplado los fallecimientos que corresponden a los jóvenes bajo Responsabilidad Penal.

En este contexto, el Sename, a través de un comunicado de prensa, precisó que "la cifra ya entregada en esta instancia corresponde sólo al sistema residencial de protección, esto es niños, niñas y adolescentes en hogares administrados por el Sename o por un organismo colaborador".

El organismo aseguró que "es dable recordar que la ley dispone que la responsabilidad sobre los niños, niñas y adolescentes está circunscrita al ámbito establecido por una resolución judicial del Tribunal de Familia que nos otorga su cuidado personal o el cumplimiento de una sanción privativa de libertad, en el caso de la Justicia Juvenil".

En relación a la información de infractores de ley, adultos fallecidos en centros de Sename o colaboradores, explicó que "tal como se ha dicho en reiteradas oportunidades, corresponde a información que nunca antes se ha levantado e informado con la rigurosidad requerida".

Más rigurosidad

El Sename informó, además, que se encuentra en un trabajo de revisión exhaustiva de toda información del servicio, incluyendo Senainfo y los Anuarios Estadísticos que datan desde el año 2010. "En días anteriores, por ejemplo, se conoció la información entregada por Sename el  2011 a un organismo internacional que contenía gruesos errores y serias deficiencias", sostuvo.

Luego, agregó que "la sensibilidad de la información, tratándose del fallecimiento de niños, niñas y adolescentes, exige rigurosidad en el tratamiento y difusión, por lo mismo, es una de las tareas prioritarias que se le ha encomendado a esta nueva dirección nacional del Sename".

Finalmente, expuso que el "Sename entiende que esto no es sólo una cuestión de cifras, ya que se trata de fallecimientos de niños, niñas y adolescentes frente a los que esperamos responder con la máxima transparencia y claridad en el marco del proceso de recopilación de información de la comisión ya citada".