Luego que el fiscal de los Lagos, Marcos Emilfork, asegurara que existen 31 nuevos menores de edad fallecidos en el denominado caso Sename y que no se encuentran registrados en la justicia, el cuestionado organismo del Estado pidió al persecutor que entregue a la brevedad los resultados de sus indagatorias en sus centros de acogida. 

Mediante un comunicado, el Servicio Nacional de Menores indicó que espera “contar a la brevedad con los resultados de esta importante investigación y que sea ella quién determine la existencia o no de eventuales delitos y/o responsabilidades en las lamentables muertes de niños, niñas y adolescentes". 

"Es importante precisar que, en los organismos colaboradores, que es donde mayoritariamente se produjeron estos lamentables decesos, no corresponde legalmente la realización de sumarios administrativos, ya que se trata de entidades privadas cuyos trabajadores no son funcionarios públicos". 

Finalmente, Sename agregó que el organismo colaboró con las pesquisas que se solicitaron en el Ministerio Público, "tanto en centros administrados por este servicio como en aquellos a cargo de organismos privados". 

De acuerdo con lo informado por la fiscalía, las pesquisas buscarán determinar las causas de muerte de los menores, además de revisar los protocolos llevados a cabo por las autoridades del servicio, agregando también que se realizan diligencia con los centros regionales del Sename y los Tribunales de Familia con el objetivo de aclarar los fallecimientos. 

PUB/CM