La directora nacional del Sename, Marcela Labraña, presentó en el 15º Juzgado de Garantía de Santiago una querella en contra del supuesto autor de abuso sexual en contra de un adolescente de La Pintana que, en los años en que ocurrieron los abusos, era vecino del sospechoso. 

La madre del menor hizo la denuncia a la policía luego de que su hijo recibiera diversos mensajes de connotación sexual por parte de un hombre que habría abusado de él cuando tenía 5 años, situación que también fue revelada en detalle al joven a través de WhatsApp por el sospechoso. 

El autor sería un ex vecino y amigo de la familia, por lo que gozaba de la confianza del niño y la familia, además de poder acceder a su círculo interno a través de las redes sociales. 

“Muchos chilenos se atreven a denunciar estos casos producto de que ven nuestras querellas y que tratamos constantemente de hacer justicia; debemos destacar la valentía de esta madre y de este adolescente que se atrevieron a hacerlo. Hoy no solo abrimos una querella criminal, sino también una oportunidad a la justicia para que se haga una reparación al daño provocado”, recalcó Marcela Labraña. 

A su vez, el comisionado para la infancia Carlos Alvear señaló que “en este caso no hay prescripción del delito, ya que esta inicia cuando la víctima haya cumplido 18 años de edad, por lo que aunque hayan pasado 10 años del abuso podemos perseguir al autor penalmente". 

El primer informe realizado por el Observatorio de Abuso Sexual Infantil y Adolescente lanzado en enero de este año, realizado por el departamento de estudios del servicio, reveló que sólo durante 2014, de los 43.292 ingresos de niños, niñas y adolescentes al Sename, un 21% correspondió a víctimas de abuso y explotación sexual. 

En 2015 hubo más de 9 mil menores de edad derivados por tribunales al Sename para recibir atención psicológica y judicial. Esta cifra y otras más se profundizarán en la entrega del anuario estadístico del Sename el 30 de marzo de este año. 

Finalmente, la directora nacional del Sename realizó un llamado a no ser cómplices pasivos, “no alcanzamos a llegar a cada living de cada hogar, necesitamos que la comunidad denuncie, ya que puede frenar una situación que esté siendo crónica”. 

El Sename reiteró que cualquier sospecha de vulneraciones contra niños y niñas se debe denunciar al 147 de Carabineros, al 134 de la PDI, o pedir orientación a la línea de Atención ciudadana del Sename 800 730 800. Más información en www.sename.cl.