El Servicio Médico Legal ( SML) entregó al ministerio público el informe de autopsia que reveló la causa de muerte de la niña de 11 años Lissette Villa, caso que abrió y desató el debate que reveló los 1.313 muertos al interior del Servicio Nacional de Menores ( Sename). 

El análisis firmado por el médico legalista René López Pérez indicó que el examen toxicológico reveló la presencia de los medicamentos Sertralina y Carobonato de Litio -usados en trastornos bipolares- que le provocaron una alteración en la conducción del corazón, denominado síndrome QT largo adquirido. Los fármacos si se mezclan en caso de personas con patologías cardíacas, como ocurrió con Villa, pueden provocar la muerte, como ocurrió con la pequeña en el Cread Galvarino del Sename. 

"La autopsia también demuestra lesiones faciales (erosiones y herida contusa de mucosa labial inferior) compatibles con caída de nivel (…) como en toda investigación de muertes en custodia, las circunstancias en las que se producen esas lesiones, deben ser investigadas para determinar si hubo participación de terceros y eventos desencadenantes asociados al fallecimiento (…) se requiere uno complementario criminalístico que correlaciones e integre toda esta información", señaló el informe. 

En este sentido, el informe toxicológico se condice con el dado por la PDI que establece que la pequeña murió producto de la negligencia de las cuidadoras, las que se encuentran formalizadas por la justicia. 

PUB/CM