Una querella contra quienes resulten responsables fue presentada este martes ante el 11° Juzgado de Garantía de Santiago, por las lesiones sufridas por un lactante luego de asistir a su primer día de salacuna.

El hecho fue denunciado a través de las redes sociales la semana pasada por los padres del niño, de 1 año y dos meses de edad, quienes responsabilizaron a los administradores de la guardería Play Garden de las lesiones por mordedura humana que presentó el menor cuando regresó desde el recinto.

La querella fue presentada por la directora nacional del Servicio Nacional de Menores, Marcela Labraña, y el alcalde de La Cisterna, Santiago Rebolledo, quienes estuvieron acompañados por los progenitores del lactante.

De acuerdo a la versión de los padres del niño, el menor habría sido mordido en el interior del jardín infantil en cuestión. En su denuncia, aseguraron que no estar conformes con la explicación dada por la directora del recinto.

Conforme se pudo apreciar en las fotografías que publicaron en las redes sociales cuando denunciaron el hecho, el niño presentaba varias marcas de mordedura humana.

PUB/CM