A tres días de implementada la ley 20.606 sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad, el Seremi de Salud Metropolitano, Carlos Aranda, dirigió un equipo de inspección en un supermercado de Santiago centro para analizar el etiquetado frontal de advertencia, en los alimentos que superan los límites establecidos por el Minsal para los denominados “nutrientes críticos”: calorías, grasas saturadas, azúcares y sodio. Además la autoridad comprobó la prohibición de publicidad dirigida a los menores de 14 años de estos alimentos.

Durante la inspección, la autoridad explicó que “estos sellos de advertencia son una herramienta y un beneficio para todas y todos los chilenos, en el sentido que podremos efectuar compras informadas sobre qué tan saludables son los alimentos que consumimos. El llamado es que las personas prefieran alimentos con pocos sellos de advertencia y si no tienen sellos, mucho mejor”.

Funcionarios de la Seremi han estado inspeccionando distintos puntos de venta de alimentos como supermercados y locales de comida rápida, además de quioscos de los colegios para verificar la prohibición de venta de alimentos con advertencias a los escolares, ya que los productos que poseen los discos pare negros, no pueden estar presentes en los colegios.

Aranda efectuó el ejercicio de verificar las etiquetas de advertencia, cotejando la información nutricional de los alimentos dispuestos en el supermercado, con las tablas de límites que ha establecido el Minsal.

La ley se aplica a los alimentos que poseen alguno de los “nutrientes críticos” añadidos en su preparación. “Por eso un kilo de frutos secos no se rotula como “alto en”, porque a pesar de ser ricos en calorías, son productos naturales sin aditivos. Por el contrario, si se venden frutos secos confitados, deberán rotular con los discos pare de advertencia, porque tienen azúcar incorporada”, explicó.

Durante la inspección, se encontraron productos (cereales) en cuyo envase está plasmada la figura de una caricatura, aún con los rótulos de advertencia. Los funcionarios de la Autoridad Sanitaria tomaron muestras de estas cajas para efectuar las pericias jurídicas que determinen si los envases se ajustan o no a la normativa, por lo que se inició una investigación sumarial al supermercado inspeccionado.

En relación a la publicidad enfocada a menores de 14 años y a los “ganchos” comerciales en forma de juguetes, que utilizan distintas marcas de alimentos y cadenas de comida rápida, el seremi informó que “la restricción de la publicidad dirigida a menores de 14 años fomenta el cuidado de nuestros niños y niñas. La publicidad cumple un rol relevante en la modelación de patrones de consumo, especialmente la que está dirigida al segmento infantil. Vincular personajes del cine, caricaturas u otros medios como incentivo a los alimentos, no está permitido. Tampoco lo está el regalar juguetes, adhesivos u otros artículos que actúan como ganchos para la compra del producto. Hemos visitado diferentes locales de comida rápida y nos encontramos con un local que ha mantenido esta práctica argumentando que disminuyeron sus niveles de nutrientes críticos. Ojalá así sea, pero hemos tomado las muestras necesarias para realizar los análisis de laboratorio que indiquen si efectivamente estos alimentos están dentro de los límites permitidos”.

Durante esta primera etapa de implementación de la ley, las seremis de salud de todo Chile amonestarán a los infractores para que corrijan sus falencias. En una segunda etapa, las multas para los locatarios que infrinjan la ley serán mayores (entre 0.1 a 1000 UTM).

Desde la promulgación de la ley, la Seremi de Salud Metropolitana ha inspeccionado 53 establecimientos que expenden alimentos, entre supermercados, quioscos de colegios, bodegas de importadores y restaurantes de comida rápida, revisando más de 570 tipos de productos. La autoridad sanitaria ha cursado 4 sumarios sanitarios a colegios, tres a supermercados y ha ordenado 3 tomas de muestras (2 de ellas para análisis de laboratorio).

En Chile, una de cada once muertes son atribuibles al exceso de peso según informes del Ministerio de Salud. De este estudio se desprende que en nuestro país muere una persona cada hora a causa de obesidad. Además, se estima que la mitad de los niños y niñas que cursan primero básico, presentan exceso de peso.

PUB/CM